martes, 26 de julio de 2016

Hurghada una joya de Egipto

Egipto y sus reliquias antiguas han sido, desde siempre un gran atractivo que moviliza tanto a investigadores como a viajeros, turistas y exploradores, y gracias a los vehículos de hoy en día se puede llegar y conocer con mucha más facilidad que en el pasado.

Hoy pasearemos por el casco histórico de la ciudad de Hurghada, que en el pasado fuera una villa pesquera pequeña y escondida y hoy se ha transformado en uno de los resorts turísticos más activos del país y una auténtica joya.

La parte más conocida de Hurghada es la de sus playas, kilómetros de arena fina con hoteles, bares y restaurantes construidos a lo largo, dando cuenta de su espíritu actual, luminoso, brillante y siempre despierto.

Pero el centro de Hurghada también es muy atractivo, pese a que muchos viajeros lo omiten. El espíritu del pueblo aún se conserva en esta parte de la ciudad, donde además podemos disfrutar de alojamientos más baratos y la arquitectura tradicional egipcia.

Ed Dahar es el nombre que recibe el barrio central, allí también encontraremos algunos bares y discotecas donde los habitantes se divierten por las noches y disfrutan de buenos tragos y música.

También podemos pasear por los típicos bazares, mercados al aire libre donde conseguir alimento fresco, artesanías y recuerdos de nuestro paso por Hurghada. La comida egipcia también obtiene un sabor diferente al probarla ya sea en uno de los puestos al aire libre o en los restaurantes escondidos entre las callejuelas del casco histórico.

Si te decides pasar por el bazar ten en cuenta que la costumbre es el regateo, los vendedores pueden inclusive ofenderse si aceptas el primer precio que te dicen, así que prepárate para una experiencia diferente a la hora de comprar.


Hurghada es una ciudad increíble, escondida y poco conocida en sus mayores atractivos, pero no por eso debemos quedarnos solo con la parte moderna.