martes, 20 de mayo de 2014

Guía turística para Seul la Capital de Corea del Sur


La capital de Seul en Corea del Sur ha sido bendecida por el capitalismo, en contraste con el régimen cerrado de los vecinos del norte. La ciudad de Seul es una excelentísima ciudad que tiene contrastes, los cuales le permiten disfrutar de muchos visitantes, desde muchos escenarios ancestrales, mas que los cosmopolitanos centros de comercio para ocio.

Lo mejor en la capital de Seul es emprender un paseo a través de la ciudad, descubriendo lentamente los rincones maravillosos que están escondidos, los cuales nos sorprenderán indudablemente. Maneras autenticas de acostumbrarse a esta ciudad seria acercándose a Insa Dong, que es un centro de cultura tradicional en Corea, un mercado de muchas antigüedades, muebles y muchas curiosidades que dejaran boquiabierto al visitante. De esta forma se convierte en una gran amalgama de mucho comercio, con excepcionales piezas maestras, las cuales deleitaran a muchos, a los mas exigentes. 

Seria recomendable el emprender un recorrido a través de las galerías innumerables, pues es resguardarse de un ambiente bastante delicado, muy exótico, que seguramente encantaría al visitante.
También el visitante debe acercarse al Palacio de Gyeonbokgung, la cual es la residencia principal de la dinastía de Joseón, la cual había dirigido el país a lo largo de seis siglos, a partir del año 1300. Desde aquí debe el visitante admirar y apreciar el recinto principal, desde el cual se celebran recepciones de la época correspondiente, o bien se puede enamorar de la gran isla artificial, la cual se había construido en el interior del mismo recinto, la cual nos ejemplifica fielmente el contraste que existe entre el detalle y la suntuosidad, características propias del espíritu coreano.

El visitante tampoco debe perderse de los mercados que están en Seul, pues son uno de los principales atractivos turísticos. Un ejemplo fiel de esto es el Mercado Namdaemun, con muestras de calzados sorprendentes, complementos y muy variados utensilios, los cuales convienen entre muchos puestos de mercancías. De esta forma el mercado conserva una atmósfera de características singulares, de mucho tradicionalismo.


En este mercado, el inmenso mundo de la moda, representa el mismo protagonista, entre muchísimas decenas de centros de comercio especializados. En este lugar las prendas más elegantes de todo el mundo están a la disposición del publico nocturno y matutino, con muchas experiencias a descubrir. En caso de que el visitante sea algo inquieto e intrépido, se le recomienda al mismo el emprender un viaje a la Montana de Namsan, que es el mismo centro de la ciudad, pudiendo disfrutar de las excelentes vistas que hay de la ciudad.